Entrevistas

 

08-05-2017

The Wellingtons, dulces como golosina


1

La verdad es que ya me había olvidado de los buenos ratos que pasé con "In Transit" (Rock Indiana) de The Wellingtons hace 5 años. La verdad es que les descubrí entonces, a pesar de que van a cumplir próximamente 15 años de vida y ese fue su cuarto disco. Pero claro, venía con la firma de Rock Indiana y eso ya es sinónimo de calidad y buen gusto en cuanto a pop se refiere. Además viniendo de Australia... Tenían que ser buenos y vaya si lo son. Le dan al bubblegum pop y meten muchos arrebatos de la mejor new wave. Escucharlos y acordarte del mejor sonido chicle de bandas como The Rubettes o de sus compañeros de sello, The Rubinoos era uno. También el primer Elvis Costello, los más divertidos Cheap Trick, Weezer. Farrah o paisanos como The Pyramidiacs están entre sus bandas de cabecera. El caso es que ahora nos traen un sensacional "The End Of The Summer" (Rock Indiana) que para nosotros celebrará el inicio de la primavera. Siguen con sus coordenadas musicales después de su éxito en la banda sonora de la serie de televisión “Cómo conocí a vuestra madre” y también sonando en programas y anuncios de la televisión japonesa. Pero lo mejor es que además se vienen de gira aquí para presentarlo por lo que teníamos doble motivo para hablar con ellos. Pero antes, también, te dejamos con todas las fechas confirmadas hasta la fecha.

Ha pasado excesivo tiempo entre "In Transit" y este "The End Of The Summer". ¿En qué habéis andado ocupados todo este lustro, brevemente?

La mayoría de nosotros hemos estado tocando en otras bandas. Kate y yo tocamos con algunos amigos en una banda llamada Them Swoops, y también reunimos para un concierto a nuestra vieja banda Sarah Sarah!. Dave, nuestro batería, ha estado tocando con mucha gente, incluyendo a ben Lee, que es muy famoso aquí en Australia. Katye y Dave también tocaron con D. Rogers, un gran cantante y compositor que, de hecho, viene a tocar con nosotros, tocando la guitarra y haciendo coros...

También he hecho un montón de canciones, cerca de sesenta. Estoy todo el tiempo componiendo... Además, en 2013 sacamos un Ep, "Hey Hey".

Parece que últimamente os han rulado bastante bien las cosas. ¿Cómo fue que metisteis vuestro tema en la banda sonora de la popular serie de televisión "Cómo conocí a vuestra madre"?

Bueno, eso fue hace varios años. Una compañía australiana contactó con nosotros a través de unos amigos comunes y nos incluyeron en la serie. Al principio sonaba una canción de Fountains Of Wayne, una de nuestras bandas favoritas. Cuando salió en la tele tenía su canción, pero cuando hicieron el dvd ya se había hecho muy popular. Supongo que renegociaron los derechos y Fountains Of Wayne, que en esa época tuvieron su hit “Stacey´s mom”, pidieron demasiado dinero, así que pensaron en alguien que sonara en la onda de ellos pero que no cobraran tanto.

También parece que por Japón contáis cada vez con un mayor número de adeptos. ¿Acudís a tocar por allí más asiduamente que por Europa?

Nuestros fans están bastante distribuidos por todo el mundo, pero donde más hay es en Japón y en España. Creo que donde hemos vendido más discos ha sido en Japón, pero no estoy seguro. Hemos hecho 4 ó 5 giras tanto en Japón como en España y la verdad es que hemos tenido muy buenas experiencias en los dos países, y el entusiasmo que notamos en los conciertos y en los e mails que nos escribe la gente nos motiva mucho. Afortunadamente, los billetes de avión han bajado un poco así que hemos podido montar otra gira para volver a Europa.

Con estas guapas novedades, ¿habéis podido dar el salto al profesionalismo o ya os dedicabais exclusivamente a la música?. Si no es así, contadnos brevemente en qué llenáis vuestro día a día...

Desafortunadamente, nunca hemos estado siquiera cerca de poder ganarnos la vida con la música. Honestamente, la verdad es que tenemos que invertir parte de nuestros ahorros en el grupo y esperar que nos vuelva parte del dinero en ventas de discos y en bolos. Pero la industria es muy difícil para bandas como nosotros con un sonido supuestamente pasado de moda. También nos resulta difícil el hecho de que la mayoría de nuestros fans estén fuera de Australia. Pero creemos en la honestidad como grupo, en hacer lo que realmente nos gusta sin pensar en si podemos ser más comerciales. Así que todos tenemos nuestros trabajos… Algunos nos hemos metido en hipotecas y esas cosas, Koji tiene dos hijos y los demás tenemos gatos… La verdad es que llevamos vidas bastante convencionales.

El título de vuestro nuevo disco "The End Of The Summer" no suena demasiado optimista. ¿Qué queréis transmitir globalmente con el nuevo trabajo?

Quienes me conocen saben que normalmente no soy el tío más optimista del mundo. Es difícil ser optimista cuando la mayoría de los valores en los que crees parecen no tener cabida en el mundo de hoy… El título hace referencia a cómo nos sentimos como banda ahora mismo. Somos conscientes de que estamos un poco en un perfil más bajo. No es que nos vayamos a separar, pero estamos metidos en otras cosas, como familia, hipotecas… y nos damos cuenta de que no todos los sueños que teníamos van a poder hacerse realidad y que quizá nuestros mejores tiempos han quedado atrás… un poco como cuando un chaval tiene que volver al colegio después de haber pasado unas vacaciones de verano cojonudas.

El disco suena de maravilla. ¿Satisfechos con el sonido logrado, las canciones, presentación y demás?

¡Muchas gracias! La verdad es que hemos trabajado mucho en la ejecución, los arreglos y las propias canciones en este disco. Excepto las baterías, he producido yo el disco en casa, algo que nunca habíamos hecho antes.

Es difícil tener perspectiva porque estoy demasiado cerca y acabamos de terminarlo, pero sí, estoy muy contento con cómo ha quedado. Cuando escucho los discos anteriores siempre encuentro fallos; hay detalles que no me gustan en el tempo de las canciones, en las letras o en cómo pronuncio determinadas palabras… Creo que eso no va a pasar con este disco, porque hemos invertido mucho tiempo en tomar las decisiones adecuadas para hacer el mejor trabajo posible. Mucha gente con la que he trabajado me dice que mis arreglos son demasiado recargados, así que tratar de evitar eso ha sido un trabajo duro. Me vino bien la opinión de las personas con las que he trabajado en las mezclas, Wyatt Funderburk y Michael Carpenter, ambos músicos de mucho talento. Los dos me ayudaron a contenerme un poco y simplificar un poco los arreglos.

Aquí en España sale de nuevo con el estupendo sello especializado en pop, Rock Indiana. ¿Conocéis algunas de sus bandas ya sean de aquí o internacionales? ¿Qué opináis de algunas ellas?


Sí, conozco algunos. Feedbacks o Bubblegum son dos bandas españolas que nos gustan mucho. También nos encantan Radio Days, de Italia, y Farrah, del Reino Unido. Y también ha habido unos cuantos grupos australianos, como Montana, Pyramidiacs, Bryan Estepa o los Solicitors, de los que somos fans y amigos. En mi opinión, Rock Indiana es uno de los mejores sellos del mundo y nos encanta haber encontrado nuestra casa  con ellos.

Por cierto. A la vez que vuestro disco ha salido el cuarto disco de Suzy & Los Quattro que también les gusta mucho el Bubblegum pop. ¿Tenéis el gusto de conocerlos? Si habéis oído el nuevo "Faster & Louder", dadnos vuestra opinión.

Mientras escribo esto lo estoy escuchando. Tienen mucha energía y un sentido pop parecido al nuestro. La verdad es que me encantaría verlos en directo.

En vuestro trabajo anterior ya aprecié algunos detalles casi cercanos al country, sobre todo cuando entra la slide guitar de Alex Dickson. ¿No sólo de pop viven The Wellingtons?

Seguro. Ya hemos metido detalles country en otros discos, aunque no mucho en esta ocasión, pero una buena melodía es una buena melodía, independientemente de si es en una canción pop, country o glam metal. En nuestros discos tratamos de combinar tempos y estilos diferentes, dando siempre la mayor importancia a la melodía.

Y ya que mencionamos estos detalles más alejados del pop y centrándonos ya en el nuevo disco, aprecio ciertos coros cercanos al doo woop en la pizpireta “Please be nice” y en las cuidadas voces de “So easy” ¿Os gusta también este estilo musical?

¡Muy bueno! Kate y yo tenemos una gran afición por la música de los 60´s, y creo que eso se nota sobre todo en los coros y las segundas voces. La mayoría de la música que escucho es de los 60´s o de los 90/00´s, para mí las edades de oro de la música pop. No puedo decir que controle mucho el Doo Wop como género, pero lo que conozco me encanta y, desde luego, adoro la forma en la que trenzan las armonías vocales.

Antes de ello me parece magistral ese inicio casi en plan himno que se mueve entre el entusiasmo y la melancolía. ¿Estaba claro desde que la tuvisteis que iba a ser el tema elegido para abrir el nuevo trabajo?

Sí, cuando la hice me pareció que era perfecta para abrir un concierto o un disco. Sin embargo, cuando les pasé a los demás las maquetas con unas treinta canciones esa no fue una de las que más gustaron, así que casi se queda fuera, hasta que la rescaté y, haciendo el orden del disco, me di cuenta de que solo podía empezar con esa.

Este tema inicial, por cierto tiene un genial estribillo y un brillo como los mejores temas de Any Trouble o Fountains of Wayne, aunque sean dos referencias muy distintas. No se suele nombrar a estos grupos entre vuestros preferidos… ¿Pero creéis que pueden llegar a fans de esas bandas?


Fountains Of Wayne es una banda de la que probablemente he cogido unas cuantas cosas prestadas para mis canciones. Quizá sean mi banda favorita. Pero bueno, ellos también cogen prestado de los Cars o los Byrds… Supongo que es parte de la evolución de la música y todo el mundo lo hace en alguna medida. Espero que hayamos logrado diferenciarnos de nuestras influencias y haber logrado nuestra propia personalidad. Con respecto a Any Trouble, no los conozco, pero trataré de localizar algo de ellos…

Luego seguís con "Over & Done With", y esos guitarrazos son puro Cheap Trick y luego están vuestros característicos coros… ¿Sabéis que estarán este año en el Azkena Rock los Cheap Trick? ¿Habéis tocado con ellos alguna vez o los habéis catado en directo?

Habría sido un sueño tocar con ellos, pero me temo que no se ha dado el caso. Kate y yo les vimos el año pasado de teloneros de Billy Idol en Melbourne, y sí, son otra de nuestras grandes influencias. Cuando tenía diez años me compré en casete “Busted”, así que se puede decir que han estado en mi vida desde hace bastante tiempo.

El tema titular es un plácido dueto acústico. Sin embargo su historia parece destilar tristeza. ¿También quedó claro al componerlo que ese sería el título del nuevo trabajo?

No, le dimos muchas vueltas para encontrar un buen título para el disco, pero la mayoría de los que nos gustaban estaban igualmente relacionados con el paso del tiempo. “Older Not Wiser” tenía muchas papeletas… Es un título un poco inusual, pero eso me gusta. La letra es un poco agridulce porque va de oportunidades perdidas, pero con una especie de final feliz.

Uno de mis temas favoritos es “1963”… Punteos expansivos, melodía llena de optimismo y un órgano muy destacado. ¿Alguna colaboración destacada en el nuevo disco?


Gracias, me alegro de que te guste el punteo. Al principio era más sucio, más en plan glam rock, pero Kate sugirió que no le pegaba mucho al espíritu de la canción, así que lo limpiamos y lo hicimos más sencillo. Es la primera vez que doblo un solo de guitarra eléctrica con una acústica, una idea que no sé de dónde me vino.

Con respecto a las colaboraciones, sobre todo está la de un viejo amigo, Nick Grammaticos, que toca algunas guitarras de doce cuerdas y la slide guitar de “Making Faces In The Mirror”

Ahí entramos ya en un final de disco bastante reposado e incluso acústico. Parece que decís adiós al bubblegum pop y os hacéis más adultos. ¿En directo también caerán estos temas o los haréis de manera más enérgica y distendida? ¿Es este un disco más para escuchar y degustar en casa con tranquilidad que otros vuestros?

Creo que este es el disco más variado que hemos hecho. A los tres primeros les faltaba algo de diversidad y espacio para respirar y el cuarto, “In Transit” fue un paso en la buena dirección, añadiendo mayor versatilidad a nuestro sonido. Es un tópico decir que tu último disco es el mejor, pero si alguien piensa que es así yo no le voy a llevar la contraria… Creo que permanecen los elementos de siempre, como el bubblegum pop o el power pop, que caracterizaban a nuestros primeros discos, pero también creo que hay una cierta profundidad y consistencia que supongo que tiene que ver con el hecho de ir madurando. Creo que es un buen disco para escuchar en cualquier ocasión.

En directo no tocamos canciones de nuestros dos primeros discos, pero sí unas cuantas de cada uno de los tres últimos.

Kate está genial en la preciosidad final...  Escucho algo sobre “rostros en el espejo” en la letra. ¿Sobre qué trata, pudiera ser sobre hacernos viejos?

No, esa canción va de estar frustrado con el mundo. A veces, lo único que puedes hacer es poner caras chorras en el espejo para tratar de distraerte de la realidad de una vida Triste y aburrida.

Habéis hecho ya varias giras por aquí, ¿Tenéis ganas de tocar en España? ¿Cuántas fechas tenéis programadas ya y qué expectativas hay para la ocasión?

La verdad es que llevamos como un año sin tocar juntos, así que nos apetece mucho. Estamos deseando tocar y que vaya cuanta más gente mejor, porque seguramente será la última vez que podamos girar por España.

¿Alguna sorpresa especial que nos podáis adelantar para vuestras actuaciones aquí? Animad a vuestros seguidores y a quienes no os conozcan a vuestros próximos conciertos aquí.

Tenemos un invitado especial en la gira, que toca la guitarra y canta. Es D. Rogers y es uno de mis compositores australianos favoritos. Incluimos una de sus canciones en el repertorio. Lo puedes buscar en su bandcamp.

Nunca se me ha dado demasiado bien tratar de convencer a la gente para que venga a vernos, pero lo mejor que puedo decir es que si te gusta la buena música pop con la que puedes bailar, no puedes perderte nuestros conciertos.

Una curiosidad particular mía. Cuando yo era muy niño flipaba con singles de The Rubettes como "I can't do it" o lloré con su entrañable "Sugar baby love". ¿Los conocéis? Entre el público más rockero no están demasiado bien considerados, como ocurre con el bubblegum pop en general. ¿Cuál es vuestra opinión al respecto?


No los conocía. Tengo que admitir que, en una primera escucha,  “I Can Do It” no me mata como composición, pero tiene energía y una gran producción en las voces.

¡Muchas gracias por tus comentarios sobre el disco y por la entrevista!

 

 

FECHAS GIRA ESPAÑOLA THE WELLINGTONS

- Jueves 18 de mayo Madrid (Wurlitzer Ballroom)

- Viernes 19 de mayo Zaragoza (la Lata de Bombillas)

- sábado 20 de mayo Castellón (Four Seasons)

- domingo 21 de mayo Valencia (Loco Club)

- miércoles 24 de mayo Bilbao (Colegio de Abogados)

- martes 23 de mayo Barcelona (Barbara Ann Bar) 

Autor: Txema Mañeru

Bookmark and Share