Artículos

 

07-09-2016

New Model Army, veteranos sin hibernación


1

El merecido renacimiento artística y comercial de los clásicos de culto británicos New Model Army tiene magnífica continuidad con este crudo e invernal “Winter” (earMusic / Top Artist). Tras más de una década de poca exposición mediática sorprendieron a propios y extraños hace 3 años con un destacado “Between Dog And Wolf” que hasta alcanzó un buen puesto en las listas. Para muchos es lo mejor que han hecho en más de dos décadas.
Gracias a él volvieron a colocarse en la palestra y hasta dio origen a un apasionante documental en torno a ese trabajo y a su historia en general. Lo más fácil hubiera sido repetir la fórmula y seguir recogiendo frutos. Pero han vuelto a arriesgar con un disco duro, crítico y a veces hasta críptico, pero con momentos realmente impactantes. Si te sumerges en él comprobarás que estás de nuevo ante un fantástico trabajo que, además, da para muchas escuchas por su gran cantidad de matices.
Comienza de manera fantástica con ‘Beginning’ con guitarras de tonos graves y conjunto de resonancias épicas con coros y teclados que se acercan a sus casi coetáneos The Stranglers. En ‘Burn the castle’ arden con rabia también épica y queman el castillo y a sus inquilinos con oscuro rock. El tema ‘Winter’ es frió pero impactante y tiene la garra y esos aires enrabietados en la voz de Justin que le acercan un poco al más rockero Billy Bragg. Sube la intensidad rock y la rabia en una envalentonada ‘Part the waters’. Me encanta también el tétrico ritmo ochentero a lo The Stanglers, Sisters Of Mercy e incluso Pink Floyd (por el bajo) de ‘Drifts’ con su guapo estribillo. También tiene atractivo estribillo la siguiente ‘Born feral’ con esos redobles de batería épicos que recuerdan el after-punk de Spear Of Destiny y Theatre Of Hate. ‘Die trying’ es una delicia acústica y regresa el punk con un ‘Devil’ que encantará a los seguidores de Manic Street Preachers. Otro momento más que destacadao es ‘Stragoula’ que tiene un ligero aire similar al magnífico ‘The mercy seat’ de Nick Cave & The Bad Seeds. La final ‘After something’ tiene también atractivas acústicas y una buena melodía con toques del folk-rock épico de los Big Country. ¡No tiene nada que envidiar a su celebrado disco anterior ni tampoco a hitos my anteriores como “The Ghost Of Cain” o “The Love of Hopeless Causes” 

Autor: Txema Mañeru

Bookmark and Share