Conciertos

 

21-05-2017

Guadalupe Plata. Sala El Tren, Granada


1

Doble presentación discográfica en la noche del viernes: los teloneros Galleta Piluda estrenaban “Chuflagaitas” su primer lp después de un par de galletas menores. El título del disco orienta sobre su excéntrico sentido del humor, siempre presente en unas letras que adornan los alocados trips a los que invita su repertorio: este, anclado en la edad dorada del pop, visitas garajes poblados de seiscientos y vespinos, antros sicodélicos y viejas salas de cine de donde toman psicotrópicas scores, cuanto más bizarras mejor. Las estrellas de la noche estrenaban su cuarto disco, como los anteriores sin otro nombre que el de la banda; lo cual no quiere decir que sea más de lo mismo, en esta nueva entrega el trío liderado por el simpar Perico de Dios proponen cierta rebaje de lastre blusero, un tono más “arty”, o quizás sea más indicado decir que se abren a nuevas músicas, cuyo mejor exponente es el tema que abre el disco y así mismo esta velada, una estrangulada recreación del “Que He Sacado Con Quererte” de Violeta Parra, efecto de la visita a Chile de Perico para encargarse de la producción del disco de  La Big Rabia. Respetando la secuenciación de su nueva obra, siguieron con “Miedo”, para posteriormente rescatar algunas clásicas guadalupeñas, propias como “Serpiente Negra” o prestamos del dúo fundacional del rock and roll, Leyber y Stoller, caso de “Huele A Rata”. Siete años después de su debut, quien lo iba a decir, Guadalupe Plata se confirman como los más avezados apóstoles del blues primitivo entre las nuevas generaciones, todo un logro artisitico/comunicativo, que no tiene más truco que la entrega y sudor que destilan sus shows.

Autor: Manuel Borrero

Bookmark and Share