Conciertos

 

16-09-2018

GetMad! Festival 2018, Madrid


1 2

Tercera edición de GetMad!, el único festival a nivel nacional, que un humilde servidor recuerde, que implica a todo un barrio, se celebra en salas, no hay que hacer colas para acceder, ni pasar largas horas bajo el sol para aparcar y, ademas, la cerveza está fría. Una tercera edición que como novedad ha cambiado la fecha de celebración, de mayo a septiembre, y ha incluido nuevas salas en el itinerario de actuaciones.

En lo referente al cartel nada nuevo, afortunadamente, una selección cuidada de las mejores propuestas del rock and roll, punk rock, new wave y garaje más sabroso proveniente de Australia, media Europa y Estados Unidos. Un ejemplo, The Undertones. Los del Ulster celebraban su 40 aniversario con una gira en la siguen sonando tan frescos y pegadizos como en sus comienzos. Jimmy Jimmy”, “Teenage Kicks”, “My Perfect Cousin”, “Get Over You” fueron algunos de los disparos que animaron las primeras filas e hicieron mover la cadera a la abarrotada platea. Amy and the Sniffers son más jóvenes -el acne delataba a los Melbourne- y aunque les quedan algunos escenarios más para curtirse, los temas incluidos en “Big Attraction” y “Giddy Up” suenan potentes en directo y son perfectamente defendidos por su vocalista Amy Taylor. La Luz están más curtidas y su exótica mezcla musical de surf, pop, psicodelia y garage engancha con los primeros acordes. Shana Cleveland (guitarra), Marian Li Pino (bateria), Alice Sandahl (teclados) y Lena Simon (bajo) recogen influencias tan variadas como Yanti Bersaudara, Ty Segall o Dick Dale en canciones como “Weirdo Shrine”, “Cicada” o “Mean Dream”. The Fresh & Onlys llevan una década en activo que su pasión por el post punk y el pop ochentero sigue intacta. Lo cual nos congratula. Los Wilds arrancaron con una actuación garagera y finalizaron con una perfomance homenaje a HEWHOCANNOTBENAMED. El trío de Portland The Cry! centró su hora de actuación en vibrante cocktail de power pop, rock and roll, glam y new wave. No es ocasional que su cantante luciera en su chaqueta un vistoso pin de L.A.M.F. Concluyendo con una versión del “Surrender” de Cheap Trick. Se quedaba pequeño el escenario del Wurlitzer Ballroom para la numerosa formación australiana The Babe Rainbow, practicantes de un sonido colorista afín a la psicodelia de corte hippie. NoBunny aparecieron ataviados con mascaras y orejas de conejo interpretando canciones nutridas de punk rock heredado por igual de Ramones o The Toy Dolls.

Autor: Rafa García-Moreno

Bookmark and Share