Conciertos

 

08-03-2018

Burger Invasion. Joy Eslava, Madrid


1

Si hubiera que adjudicar un titular al showcase promovido por la discográfica californiana en diferentes ciudades europeas, auspiciado por Primavera Sound en Barcelona y Madrid, podríamos atribuirle el de “Hienas hambrientas asaltan el Eden”, sencillamente porque el sello creado hace una década por Sean Bohrman y Lee Rickard ha sabido crear un catalogo heterogéneo, exquisito y muy recomendable, que para sí anhelarían más de una multinacional y, que a su vez, está devorando parte del negocio musical sin apenas pestañear.

Abrían fuego en la cita madrileña los londinenses Younghusband desgranando media hora repleta de apacible psicodelia sesentera bastante bien ejecutada. Cotillon no abandonaron la senda psicodelica, transitando caminos más aperturistas que sus predecesores, coqueteando sin complejos con el garaje, el indie pop o desarrollos más ruidistas, de largo recorrido. El rostro cadavérico del vocalista The Molochs presagiaba, pese a su mimetismo en escena aferrado a un tercio de cerveza, que musicalmente aportarían la chispa de ingenio. Sus canciones se transforman en directo en pequeñas genialidades que coqueteaban sin complejos con The Byrds o Bob Dylan, sin perder de vista a los primeros Stones. «No More Crying´» o «You and Me» son muestra de esa agudeza. Wand conectaron con el público instantáneamente tanto por el virtuosismo a la guitarra de su vocalista, Corey Hanson, como por su particular visión del rock abierto sin complejas tanto a la psicodelia como a sones más progresivos. The Garden, gemelos de Orange Country, vestidos uno de blanco y otro de negro, supieron captar la atención del público como sus múltiples acrobacias y piruetas y su particular fusión de rap y punk rock propulsado simplemente con bajo y batería. The Dwarves dejaron claro que son capaces de sintetizar más de tres décadas de carrera musical en apenas cuarenta minutos. A volumen atronador y sin pausa, Blag Dahlia y Nick Oliveri interpretaron clásicos de su cancionero como «Everybody´s Girl», «Sluts of the USA», «Let`s Fuck» o «Back Seat of my Car». Cumplido el objetivo se marcharon sin despedirse.

Autor: Rafa García-Moreno

Bookmark and Share