Conciertos

 

04-02-2019

Arizona Baby. Kafe Antzokia, Bilbao


1

Salieron a por todas los muchachos de Arizona Baby ante un Kafe Antzokia expectante que rozó el lleno. Desde casi el comienzo quedó claro que tenían disco nuevo y que venían para tocarlo y lo hicieron casi al completo, a pesar de tratarse del extenso doble LP, “Sonora” (Subterfuge Records). Pudiera haberse pensado que en estos 4 años sin disco y bastante tiempo de parón, para otros menesteres y proyectos por todos conocidos, podían haber perdido el cetro de mejor banda de folk-rock indie acústico, pero es que tampoco tienen demasiada competencia en su original estilo.

Pronto quedó claro también que el Señor Marrón sería protagonista para bien a lo largo de la velada. Sentado y recogido casi en forma de ovillo saco mil y un filigranas y bonitos detalles a su guitarra en la gran mayoría de las canciones. Canciones que arrancaron con ‘Truth’ para lanzarse pronto al material de ‘Sonora’, comenzando por ese estupendo single que es ‘UpDownAroundGo’ y que me volvió a recordar en directo a los sonidos psicodélicos y etéreos de los mejores años de Robyn Hitchcok & The Egyptians. Ahí llegaron las primeras presentaciones de Vielba-El Meister con su gran simpatía y su discurso que parece inspirado también en su compañero en Corizonas, Fernando Pardo, que también sabe conectar y hacer sonreír al público. Nos habló de pertenecer a la Generación de la MTV en los años 90 y de ver vídeos que iban de Teenage FanClub a Ministry. También dice que en “Sonora” hay bastantes toques del grunge de dicha décaba, pero luego en el escenario sus canciones viajan más por los terrenos más lisérgicos de Crosby, Stills, Nash & Young o por Country Joe & The Fish. Eso sin dejar de lado sus devaneos cercanos al progresivo-sinfónico de Pink Floyd o Triana, que se apreciaron en más de un momento. En su día hicieron una gran versión del ‘Wish You Were Here’ y parece que esa impronta se ha quedado ahí grabada a fuego, y para bien, que conste. Acometieron pronto también la deliciosa ‘Videotapes’ con esos punteos del Señor Marrón que parece haber escuchado muchas veces el “461 Ocean Boulevard” de Eric Clapton o el “Paris, Texas” de Ry Cooder, a cuyo tema central le brindó un gran guiño, por cierto. Para mí fue una sorpresa agradable su gran versión del popular ’16 Tons’ alternando la clásica en inglés con algunas frases de la también buena versión que se hizo en castellano. También reconoció su inspiración para la creación de algunos temas del gran Tom Petty a quién deseó que esté en la gloria. También hubo mucho espacio para su adorado boogie en onda Canned Heat, ZZ Top o Grand Funk Railroad y para el rhythm & blues como en ese ‘Nobody Seems To Care’, en la que nos hizo cantar y chillar a todos con él, o en la primera despedida con ‘Time To Go’. Antes también cayeron la preciosidad psicodélica ‘Walking Contradictions’ con su pegadizo estribillo y ‘What You Are’, compuesta y muy bien cantada por el batería Guillermo, de quien Vielba nos recomendó escuchar su otro grupo, Tuxedo, y que cierra el primero de los discos. En ‘Erase All Te Lines’, que abre la última de las caras en la edición vinilo, el Señor Marrón estuvo nuevamente y finamente sembrado, así como en esa joya melancólica que cierra “Sonora” titulada ‘End Of The World’. 

El extenso bis se abrió con ese planeador y encantador mantra repetitivo de ‘Just Say It’s So’ que en disco dura más de 14 minutos y en directo no se quedó atrás. Aquí volvió a quedar bastante patente en varios desarrollos sea pasión por Pink Floyd o Triana. También hicieron una gran versión del tema favorito de Vielba y que abre el disco. Un ‘Make Believe’ de nuevo cargado de boogie y rhythm & blues para gozar, cuyos tonos siguieron con la también pegadiza ‘Devilish Minds’, que cierra la primera cara de “Sonora” aún quedó tiempo para la fiesta final con ‘Shiralee’. ¡Sin duda alguna, los mejores en su estilo y con un disco en el que perderse repetidas veces y a gusto!

Autor: Txema Mañeru

Bookmark and Share